enlace directo al menú principal de navegación Enlace al contenido de esta sección

El Papel

La palabra papel (“papyrus” en latín) ,procede de planta egipcia Cyperus papirus, cuyas hojas sirvieron como soporte de escritura a los egipcios, griegos y romanos entre el 3.000 a C. y el siglo V d.C.

En Europa, durante la Edad Media, se utilizó el pergamino, que consistía en pieles de animales curtidas, preparadas para recibir la tinta. Sin embargo, los chinos ya fabricaban papel a partir de los residuos de la seda, la paja de arroz y el cáñamo, e incluso del algodón. Transmitieron este conocimiento a los árabes, quienes a su vez lo llevaron a lo que hoy es España y Sicilia desde el siglo X. La elaboración de papel se extendió a Francia que lo producía utilizando lino desde el siglo XII.

En el País Vasco el primer molino de papel fue creado en 1779 y después de varias iniciativas, la primera fábrica de papel continuo se crea en 1818 en Tolosa. Desde entonces el sector papelero ha ido ganando pujanza hasta nuestros días. No sólo con fábricas de pasta y papel sino también con un amplio entramado de empresas de todo tipo: fabricantes de bienes de equipo, ingenierías, manipuladores de papel y cartón, fabricantes de distintos equipos y consumibles, artes gráficas, edición,… e incluso un centro de formación.

Un sector con un peso relevante en la economía del País Vasco que busca en la cooperación nuevas bases para la mejora continua y el desarrollo de su competitividad.

Desde siempre el papel ha servido de soporte para el desarrollo de la cultura, el arte, la ciencia y la economía. A pesar de su fragilidad aparente ha servido para soportar los fundamentos de la civilización: leyes, derechos, deberes y memoria histórica se han escrito sobre papel.

El salto de la tradición oral a la escrita es uno de los hitos fundamentales de la historia de la humanidad. Sin embargo, hoy en día los usos del papel van mucho más allá de los puramente gráficos. El papel nos acompaña 24 horas al día facilitándonos la vida. La lista de tipos de papel es muy larga y va más allá de lo que nos podemos imaginar, incluso en unos tiempos en los que lo digital se implanta de forma acelerada. Soporte único por innumerables razones, es también un producto ejemplar desde el punto de vista medioambiental y puede presumir de ser unos de los pocos que presenta un ciclo de vida completo con unos niveles de reciclado muy cercanos a los límites máximos técnicos posibles.